Seleccionar página

Publicado por Sergio Gómez, nutricionista en Keval+

Hola a todos de nuevo, espero que recordéis los últimos artículos que escribí sobre qué factores influyen en el rendimiento deportivo, “las 4 patas de la silla = nutrición/descanso/entrenamiento/equilibrio emocional”, equiparándolos a todos por igual y entendiéndolos como un “equipo fundamental”, en lo que al desarrollo y evolución del deportista se refiere.  

⏭️Para los que no os acordéis o no lo hayáis leído, os dejo por aquí el último artículo que escribí acerca del rendimiento:

5 Errores Den Entrenamiento Que Pueden Empeorar Tu Rendimiento Deportivo

Hoy es el turno de uno de mis favoritos, el olvidado equilibrio emocional.​ Por suerte, en los últimos tiempos ya se ha empezado a poner de manifiesto la importancia de saber gestionar las emociones en el deportista, lo cual engloba un gran abanico de posibilidades que pueden llegar a generar desequilibrio en su rendimiento deportivo, laboral, personal  e incluso a nivel fisiológico

Hay que enseñar y guiar al deportista en la gestión de sus emociones que en algunas ocasiones serán emociones positivas y de éxito, como euforia y alegría desmedida, o en otras serán emociones negativas como por ejemplo enfados momentáneos o estrés” (propiciado por la competición, la prensa, el ritmo de entrenamientos, la autoexigencia o el círculo personal-familiar-conyugal-amistades).  

Debemos hacer entender a deportistas y entrenadores o cuerpos técnicos (que aún no lo tengan claro) que el estrés propiciado por cualquiera de las circunstancias mencionadas anteriormente van a influir negativamente sobre el rendimiento, la motivación, los resultados en marcas, estética y evolución de un año a otro en cuanto a objetivos.  

Y ahora me dirijo a ti que me estás leyendo… ¿Te suena esto que te digo verdad? Es más, te preguntas a veces ¿Cómo puede ser que haga la comida perfecta, que duerma bien y respete los tiempos de entreno y descansos, que entrene lo que me pone mi entrenador… y no evolucione???  

Pues la respuesta es sencilla… ¿estás en tu mejor momento emocional? ¿Tienes claro qué haces lo que te gusta y lo disfrutas? ¿Estás mentalizado a disfrutar el camino hacia el objetivo y no ser esclavo del objetivo como una obligación? ¿Tienes claro que si has tenido una falta de un ser querido o has acabado una relación o tienes un trabajo estresante que no te permite “vivir”… va a repercutir en tu rendimiento? YA TE DIGO YO QUE SÍ, ROTUNDAMENTE SÍ. 

En este artículo, proporcionaré 8 motivos por los cuales cuidar el estado emocional es crucial para mejorar deportivamente.

¿Por qué es importante la psicología deportiva?

Todas las circunstancias que te he indicado antes son susceptibles a que estés afectado emocionalmente. Un trabajo estresante, una relación amorosa acabada (o de amistad) o una crisis personal de identidad  existencial, problemas familiares, auto-exigencias laborales, físicas, deportivas, estéticas… creo y seguro que me dejo muchas, pero a groso modo quiero que observes que situaciones cotidianas, que nos pasan a todo el mundo, pueden provocar desequilibrios emocionales que al final resultan en un estrés agudo y/o que continuado en el tiempo que puede convertirse en algo crónico.

Quizás hay razones más peculiares que suceden a gente que se dedica al deporte de élite o que goza de cierta fama añadida (lo cual son pluses de estrés añadidos que pueden complicar más la situación personal) cuando mucha gente cree que alguien famoso ni siente ni padece. No todo es comer bien, entrenar y descansar​ (que insisto es fundamental), sino que cuando uno detecta circunstancias como las descritas, y su rendimiento no es óptimo, debería empezar a pensar y poner nombre a su circunstancia “TENGO UN PROBLEMA EMOCIONAL”​.

De igual forma que se le pone solución a las otras “patas de la silla”, las emociones deben ser gestionadas de manera correcta por uno mismo, y cuando eso no es posible, poner en marcha herramientas o incluso recurrir a profesionales que nos ayuden a gestionar ese tipo de problemática. 

SI SE TE ESTROPEA EL COCHE LO LLEVAS AL MECÁNICO, SI PADECES UNA LESIÓN MUSCULAR VAS AL FISIO U OSTEÓPATA, INTEGRA QUE SI SE TE ESTROPEAN LAS EMOCIONES, ACUDE A UN “PSICÓLOGO” y será tu mejor inversión en años. 

Estar fuerte mentalmente, no permitiendo que el estrés por cualquier causa te afecte más de lo necesario; creer en ti, en tus posibilidades, en tus condiciones y capacidades; la AUTOESTIMA” es básico para desempeñar cualquier tipo de actividad física con garantías. Es normal que si no atraviesas una buena época “de lo que llamamos suerte”, o de situaciones que te hacen venirte abajo, no rindas en tus disciplinas.

Pero igual que te digo una cosa te digo la otra, NADA ES ETERNO,​ la suerte no existe ni las casualidades tampoco, tu actitud es la que regirá tu destino ante cualquier situación, así que focaliza qué quieres, comprende, analiza y asimila tu situación y, por supuesto, ponle solución. ERES DUEÑO DE TU DESTINO. 

De nada sirve inflarte a pre-entrenos o sustancias que te pongan a mil. Más bien, eso es parchear una situación si realmente los necesitas para entrenar. La mejor inyección de motivación que les doy a mis pacientes y gente que he entrenado es la de conocerse a sí mismos, aceptarse y valorarse como personas. Cuando les enseñas ese amor propio por ellos mismos emergen de las situaciones más desastrosas para tomar el timón de trayectoria de su vida y de su vida deportiva. El AMOR hacia uno mismo es la mejor PSICOLOGÍA DEPORTIVA que encontrarás. 

8 Motivos por los que la psicología deportiva es importante.

1. Mantener la motivación y el foco​. Es fundamental realizar tus entrenos con la máxima motivación disfrutando de cada día, serie y repetición encaminada a conseguir tu objetivo. Nunca pierdas el focus. 

2. Saber gestionar el fracaso.​ Todo lo que nos han vendido sobre los éxitos está genial. Realmente sólo nos preparan para eso. Pero si te permites fallar, errar, perder, como lo quieras llamar… será el mejor de tus aprendizajes porque analizarás qué ha pasado y te harás mejor para la próxima. Es una adaptación de tu cerebro y tu organismo para ser mejor. 

3. Saber dónde están los límites y aceptarlos.​ La elección de un objetivo claro y dentro de tus posibilidades es básico. Si pesas 65 kg no podrás ser un campeón de boxeo de pesos pesados. Pues eso ocurre con muchos objetivos en el deporte. Hay que elegir bien el objetivo y el profesional que deba ayudarte en el camino hacia él. 

4. Capacidad de superación.​ La superación no llega sin esfuerzo ni errores. El ser humano lleva inherente a su código genético no quedarse ni conformarse con un deseo o sueño. Siempre queremos más. No te pongas límites “razonables”. 

5. Cómo la mente afecta a la recuperación muscular.​ Si hay estrés de la índole que sea afectará a tu cortisol (hormona antiinflamatoria del estrés). Esa hormona producirá rotura de fibras si su exposición es continua y además no se descansa adecuadamente. Por ello es tan importante controlar el estrés. 

6. Cómo la mente limita el progreso.​ El mayor enemigo y límite de tus sueños y objetivos es tu mente y falta de autoestima. Ámate y cree en ti. Es la base para conseguir lo que te propongas. 

7. Emociones y descanso profundo.​ El no tener cargas emocionales hace que en la mayoría de casos el descanso sea profundo y placentero. Así aseguras la correcta recuperación de todo el organismo. 

8. Emociones, contracturas, sobrecargas, lesiones.​ Caso contrario al anterior. Si hay carga emocional puede influir negativamente en el descanso o simplemente esa subida de cortisol que comentaba en tips anteriores, puede repercutir en falta de mineralización muscular y falta de recuperación por lo que finalmente, se traduce en lesiones deportivas. 

La vida no es una línea recta por suerte o por desgracia. La vida son etapas; etapas muy felices, etapas no tan felices, etapas de conocimiento, etapas locas, etapas de errores… ETAPAS​. Sólo la capacidad que tengamos para enfrentarnos a ellas determinarán nuestro bienestar, rendimiento deportivo y sobre todo NUESTRA SALUD.

Para acabar te diré que me gusta mucho la frase de “SOMOS LO QUE COMEMOS”, pero esa frase es muy discutible en cuanto a contenido, porque por ciertas circunstancias o patologías no siempre es así.La que sí es muy cierto a mi parecer es “SOMOS LO QUE PENSAMOS”,​ ya que lo que pensamos son un conjunto de ideas que adquirimos respecto a nosotros mismos y a terceros o a circunstancias influenciadas por nuestra cultura, formación académica, experiencias propias en la vida, cómo percibimos estímulos, cómo los resolvemos… y como resultado cada mente puede ser única en cuanto a cómo le afecta una situación o una frase. Con esas ideas representamos una “realidad” combinando dichas ideas. 

Por ello, tener una buena formación, rodearse de gente que aporte positivismo en tu vida, ser asesorado por un buen profesional, solventar problemas emocionales por motus propio y en su defecto por un profesional, es fundamental en el desarrollo de la vida propia y por supuesto del deporte. Piensa que la mente tiende a dirigirse a pensamientos negativos por una cuestión de supervivencia, porque se prepara para situaciones a las cuales deba adaptarse o saber cómo luchar y sobrevivir.​ Por lo tanto, un 70% de los pensamientos que tenemos a lo largo del día, nunca llegan a producirse ni siquiera se acercan a la realidad. 

Imagina lo manipulable que puede ser una persona según todo lo que te expongo anteriormente. ¿Entiendes ahora la importancia de ser una persona equilibrada, (y de no poder o saber serlo), ponerle solución? Al final el cuerpo es el “maniquí” de la mente, MENS SANA IN CORPORE SANO.   

Bibliografía

Por Triana Sanz de Lua Psicologia publicado el 17/10/2018. Los pensamientos ¿cómo influyen en mi vida? https://luapsicologia.com/pensamientos/ 

La mente es maravillosa. 31 de enero de 2019. Gestión emocional en deportistas: un factor de éxito.https://lamenteesmaravillosa.com/gestion-emocional-en-los-deportistas-un-factor-de-exito/ 

Por BTA Tecnoalimentaria ¿Por qué siempre me siento cansado? agotamiento físico de Noviembre 2018  https://www.google.es/search?q=imagen+cansancio+fisico&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=2ahUKEwiwheuCnrvrAhVHLBoKHQFEDn8Q_AUoAXoECAwQAw&biw=1366&bih=657#imgrc=z5O_BjlrCnJCjM